lunes, 5 de noviembre de 2007

Sereno astro

Foto hecha desde mi lente
Mis manos confiesan en esta media tierra
el descanso en las montañas en las playas
de mis ojos,en el reloj de mi alma
en la capa del cielo de la noche,
capa que traga el día que dormita
cuando espero que las semillas nazcan
en este Otoño sembrado entre la tempestad
de los mantos de hojas,de las agujas del sol y arrasen
la ira y derramando esperanza y
profundo frescor del agua del pozo
plateado de la sombra viajera,
el sereno astro ha llegado del viaje
regresa al jardín de las pequeñas cosas
en ese jardín me esconderé a ver si me encuentras.
Tengo un puñado de arena
unas manos,un paisaje lleno de hojas
un pensamiento lleno de palabras y
un vestido que cubre mi piel
hecho de vida con hojas y flores
tatuadas y trenzadas en el tiempo sereno,
tengo la vida que me va dando
cada día un puñado ,un puñado
de sabios momentos.
Soledad.B

9 comentarios:

marieazul dijo...

Antes que nada debo felicitarte por la imagen que has captado, realmente me muestras colores de otoño con un toque de oscuridad.
Tu posteo me parecio interesante, se ve que aprovecha la vida y recoges los buenos frutos.
Un abrazo.

Rodolfo N dijo...

Tenes una vida generoa que te da lo mejor de sí...
Besos

MentesSueltas dijo...

Hola, conociendo tu mundo, muy a gusto. volveré.
Te abrazo
MentesSueltas

** MARÍA ** dijo...

Ante todo tienes mucho sentimiento, a flor de piel, y lo derramas con mucha ternura en tus letras.

Bella composición de poema.

Besos tiernos y serenos. Te deseo que pases una tranquila y feliz semana.


** MARÍA **

Lluvia dijo...

Es el privilegio que tenemos que la vida, diariamente, nos regala grandes momentos....
Cómo el mío ahora tras leerte...
La foto que ya vi en tu espacio de hotmail....me maravillaron (ya sabes que me apasionan esos escenarios otoñales)....
Felicitaciones y un abrazo de los que acarician el alma.
Con mucho cariño.
ANA

Bohemia dijo...

Me ha encantado el texto pero me he enamorado de la foto...que belleza!

Dédalus dijo...

Todo tu poema es un espléndido lecho de hojarasca. Da gusto transitarlo, oír como crujen levemente esas hojas otoñales y sentir serenamente el canto que tus palabras brindan a la vida.

Besos, Sol.

Nochestrellada dijo...

Llegué hasta aquí de la mano de Marieazul,
me encantó descubrirte...
tus imágenes son impresionantes...
especialmente esta, es muy bella...

un beso

Fermín Gámez dijo...

Un puñado de sabios momentos. Dar y recibir eso en la vida es, creo yo, lo más importante.