lunes, 27 de abril de 2009

Me he vuelto

Foto Lilya Cornely

Me he vuelto arcilla, barro, raices
tierra, textura, color, cielo, aire
arena y espuma blanca
una y otra vez, otra vez y una
una montaña, una ladera inclinada
para que tus manos me modelaran
el cuerpo lentamente
habitando en el tus deseos
una leve luz en el horizonte
para que me vieras
un etéreo aire bañado
en la luz de tus pupilas
me he vuelto risa, llanto, mirada
piel, pais, continente
aire en la comisura de tus labios
me he vuelto silencio, palabra
manos que rompen silencios
para convertirlos en letras, poemas
una esencia en el tiempo
en el vértice sin descanso de la vida
hasta que el día entero se hace noche
llendo a reposar en una estancia de
capas de pintura y cal
pavimentos de madera y
butacas de almohada
sueño y realidad, cada cierto
tiempo la realidad de un sueño
me he vuelto mil veces un espejo
de mi misma y otras tantas
yo misma en el espejo
de esta vida.
Soledad.B

12 comentarios:

Alma dijo...

Volviéndose tantas cosas, uno vuelve a ser uno mismo.

Saludos

L dijo...

Me re encantaron tus poemas y pinturas :) Te agregaría a favoritos pero no está la opción.
Muy lindo todo, te felicito :)

carmensabes dijo...

Esencia pura!!
Magníficas palabras y una fotografía sensual y delicada.

Un gusto tremendo pasar por tu acogedor rincón!

Adolfo Payés dijo...

Muy hermoso texto a las artes nos entregas, bravo, me ha gustado mucho, es la esencia misma de la creación...

saludos fraternos
un abrazo inmenso

Fermín Gámez dijo...

Manos que modelan palabras y que a su vez se dejan modelar, quizás en la repetición de los espejos como búsqueda de lo que realmente somos, pero siempre en la piel y en el silencio. Volver al principio del barro y de las raíces, porque ahí reside el arte.

Soledad Sánchez M. dijo...

Hola, "tocaya":

Gracias por tu visita. Tu espacio es muy hermoso, también combinas la imagen y la palabra. Las fotografías son muy originales, y los pomeas, una bella letanía de sentimientos, que mece al lector.

Pasaré a visitarte con más calma.

Un beso.

Soledad.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"capas de pintura y cal
pavimentos de madera y"


No se ni como he llegado hasta tu blog. Pero veo que en los comentarios tenemos amigos comunes.
Pasaré por aquí de vez en cuando.
Saludos!

Juanjo dijo...

Me he vuelto raíz de repente,
porque amo el viento acariciando
el dorso de mis hojas,
porque aunque algo en mí caduca,
mis sueños son esencia perenne.
No puedo estar de acuerdo,
tus manos no rompen silencios,
les deslizan suavemente,
agitan mis ramas
agitan mil ramas
y en silencio,
suavemente,
hablan con Dios.

Hallelujah

alma dijo...

La energía femenina nos concede el poder de la trasnformación...

alma dijo...

La energía femenina nos concede el poder de la trasnformación...

Manuel dijo...

Creadores de un sueño...

Agustin dijo...

Como la caricia del viento, que lo va transformando todo.... Se te puede leer sentiendose uno, en un espacio muy grande.

Saludos

Agustín